Si no tienes financiación, el “bootstrapping” es la solución y la píldora roja de Matrix tu mejor medicina

11 septiembre, 2013 — Deja un comentario

Dr_Martens,_black,_old

Se dice que una startup tiene dos opciones: conseguir financiación o hacer bootstrapping. “Bootstraps” en inglés son las correas o anillas que muchas botas llevan en su parte superior y que al tirar de ellas con los dedos nos facilitan meter el pie en la bota. Así que bootstrapping es calzarse las botas sin ayuda externa, con nuestros propios medios tirando de la correa de la bota. Aplicado al mundo de los negocios viene a significar lanzar una empresa con el poco dinero que los emprendedores suelen tener, es decir casi nada, buscándose la vida con mucha imaginación.

La pena del momento actual es que para muchos emprendedores el bootstrapping no es una elección, sino la única opción a la que se ven abocados dada la dificultad para conseguir capital.

Comparando el bootstrapping con levantar financiación de inversores, aquel tiene la ventaja de que el emprendedor mantiene el control total de la empresa, sin interferencias de los inversores. Por el contrario la startup crece más lentamente debido a la escasez de recursos.

Otras ventajas adicionales que he extraído y resumido de un interesante post de Javier Megías y con las que coincido son: (Añadido el 16/09/2013)

  • Aprendizaje: si te ves forzado a sacar pronto tu producto al mercado para facturar, aprenderás qué le vale y qué no al cliente.
  • Contención: la escasez nos obliga a ser más eficientes en el uso de los recursos y evita el despilfarro cuando consigamos financiación.
  • Foco: si tenemos muchos recursos vamos a estar tentados a hacer muchas cosas a la vez y la dispersión es fatal en una startup, se requiere foco.
  • Validación: la obligación de facturar pronto implica que se va a saber pronto si tu gran idea es algo por lo que el cliente está dispuesto a pagar o no, elemento clave para validar un modelo de negocio.

Mi opinión:
Cuando se lanza una empresa conviene dotarla de medios económicos suficientes que permitan a la empresa alcanzar su umbral de rentabilidad (nivel de ingresos que cubre todos los gastos). Si los emprendedores no tienen grandes recursos pueden tratar de buscar financiación de terceros: 3F’s, business angels, capital riesgo, crowdfunding, etc. Pero cuando la startup está recién creada, en ocasiones sin tener ni el producto terminado, resulta muy complicado conseguir financiación. En esos casos no queda más remedio que el bootstrapping. Mi recomendación es que cuando la startup haya logrado los primeros clientes, con la credibilidad que estos le dan, merece la pena que busque financiación para crecer rápidamente.

Algunas ideas acerca de cómo llevar a buen puerto una startup haciendo bootstrapping y no morir de inanición (financiera, quiero decir):

Elegir un tipo de negocio que permita comenzar con poco dinero. En general va a ser más fácil hacer bootstrapping si nos metemos en un sector que requiera pocas inversiones. Por ejemplo será más fácil hacer bootstrapping con una startup de prestación de determinados servicios a través de internet que una startup de desarrollos biotecnológicos.

Prestar servicios que podamos cobrar desde el minuto uno. Si el sector en el que está especializado el emprendedor es de base tecnológica (biotecnología, microelectrónica, etc.) en lugar de comenzar con el desarrollo de un producto, empezar prestando servicios a terceros. Esos servicios avanzados nos van a permitir facturar y cobrar pronto y ahorrar cierto dinero con el que comenzar en una segunda fase de nuestra startup con el desarrollo de productos.

Encontrar clientes cuanto antes y conseguir que estos clientes nos paguen por adelantado. Esto puede parecer descabellado, pero no lo es en absoluto. Es lo que está sucediendo con muchos emprendedores que piden a posibles clientes que les financien el lanzamiento de sus productos en alguna plataforma de crowdfunding. El caso más famoso es un joven que quería fabricar unos novedosos relojes, a los que llamó Pebble, que se conectasen por bluetooth al smartphone de su propietario. El joven recaudó en la plataforma de crowdfunding Kickstarter más de 10 millones de dólares de pre-clientes a los que posteriormente vendió más de 85.000 relojes. Tratar de levantar financiación mediante el crowdfunding tiene otras implicaciones y dificultades adicionales, pero sin utilizar crowdfunding también se puede visitar a potenciales clientes y plantearles dicha posibilidad de pago anticipado. Si nuestro producto o servicio es realmente innovador y cubre una necesidad que para el cliente es importante, posiblemente habrá algunos de ellos dispuestos a correr cierto riesgo y adelantarnos el dinero.

Fichar trabajadores que estén dispuestos a cobrar un sueldo bajo a cambio de darles un porcentaje de las acciones de nuestra startup. Esto es importante sobre todo si necesitamos fichar a alguien para un puesto clave en la empresa. Además alguien que esté dispuesto a trabajar de esta forma va ponerle mucha más pasión que cualquier otro profesional que contratemos. Este tipo de trabajadores con cierto perfil emprendedor funcionan muy bien en una startup. Por el contrario muchos excelentes profesionales acostumbrados a trabajar en grandes empresas con muchos medios, suelen tener dificultades para adaptarse a la flexibilidad que se requiere en los inicios de una startup.

Centrarse en la tesorería, no tanto en los beneficios. Lo importante es que no se acabe el dinero y conseguir cuanto antes flujos de caja positivos. De esto hablé en el artículo la Metáfora de la bañera y otros artículos relacionados.

Carsten Schertzer bath money Original - recortada

Tomar la píldora roja. Esta recomendación la leí hace unos años en el libro The art of the start del genial Guy Kawasaki. Hacía referencia a Neo, el protagonista de Matrix, cuando tenía que elegir entre tomar la píldora roja que muestra la realidad de la vida con toda su crudeza o la píldora azul que muestra una vida perfecta, idílica. Kawasaki decía que los bootstrappers no se pueden permitir el lujo de tomar la píldora azul, cada día deben tragarse la píldora roja antes de entrar en su startup y ver así la profundidad del agujero que tienen ante ellos. Según Kawasaki el agujero más profundo de un bootstrapper, el qué más vértigo les da, es el cálculo de dividir el dinero que tiene entre el dinero que gasta mensualmente, porque le indica el tiempo que podrá sobrevivir.

Matrix Pills

Para acabar te dejo un simpático video de un minuto explicando qué es bootstrapping (en inglés)

Si no puedes ver el video en tu dispositivo móvil, aquí tienes el enlace a Youtube.

Si quieres aprender más, aquí tienes algunos artículos interesantes sobre el tema:

  • Bootstrapping o cómo emprender con nuestros propios recursos Es un buen artículo de Esteban Romero-Frías, profesor e investigador en temas empresariales, con más recomendaciones y referencias.
  • Bootstrapping: 5 Técnicas probadas Muy interesante artículo de Matías Hernández, emprendedor de Nadie Labs y Blue Noise, que recopila las experiencias que sobre este tema contaron él y otros emprendedores en unas jornadas.
  • The Art of Bootstrapping El genial artículo en inglés de Guy Kawasaki que además de la mencionada recomendación de “Tomar la píldora roja” añade otras muy interesantes. ¡Muy recomendable!
  • Self-Finance or Raise Money? A Quandary for Start-Ups. Interesante artículo en inglés que compara la evolución de dos empresas nacidas a la vez y en el mismo sector, una que se financia con sus propios medios, bootstrapping, mientras la otra levanta capital riesgo.

Y si no te convence el bootstrapping y quieres conocer otras posibilidades financieras puedes revisar mis otros artículos sobre la financiación de startups:

¿Se te ocurre alguna otra forma de hacer bootstrapping? Si es así puedes añadirla en los comentarios.

Si te ha gustado el artículo o crees que le puede ser de utilidad a tus contactos te agradezco que lo compartas en tus redes sociales.

Anuncios

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s