Perseverar, imprescindible para ser emprendedor. Entrevista a Alberto Bravo de We Are Knitters.

12 junio, 2013 — 3 comentarios

Weareknitters web3

Entrevista a Alberto Bravo, uno de los dos emprendedores junto con Pepita Marín de la startup “We Are Knitters”.

Startup: WE ARE KNITTERS, Madrid. www.weareknitters.com

Actividad: venta online de kits para tejer tus propias prendas, incluyendo los ovillos de lana o algodón 100% de Perú, agujas de madera para tejer y el patrón. Todo en un kit reciclable apoyado por vídeos tutoriales para los más principiantes. Operamos en España, Alemania y Reino Unido.

Inicio: septiembre de 2011. 2 trabajadores.

Actualmente: 6 trabajadores.

Emprendedor: Alberto Bravo, 25 años. Brand & product manager. Economía en la Universidad Autónoma de Madrid. Dos años en PwC y simultáneamente un master de auditoría en ICADE.

  • ¿Cuál es vuestro modelo de negocio?

Vendemos kits DIY que incluyen todo lo necesario para tejer tus propias prendas: ovillos de lana o algodón 100%, agujas de tejer de madera y el patrón. En nuestra web tenemos vídeos tutoriales en los que se enseña a tejer en caso de no saber. Además, los ovillos también se pueden comprar sueltos. Poco a poco vamos diversificar la oferta de productos así como el modelo de negocio: queremos convertirnos en una auténtica plataforma de referencia dentro del mundo ‘háztelo tú mismo’.

  • ¿Es muy diferente vuestra actividad actual de con la que empezasteis?

Cuando empezamos éramos sólo dos, los fundadores, Pepita Marín y yo, así que nos repartíamos todo, desde diseñar la web, hablar con proveedores, preparar los pedidos o atender a los clientes. Ahora mismo las tareas las tenemos más repartidas entre todo el equipo, siendo de esta manera más eficientes. Cada uno se ocupa de aquello en lo que es mejor, además de haber externalizado ciertas actividades, como puede ser la logística. Teníamos un volumen tal que ya era insostenible ocuparnos nosotros de ello.

  • ¿Qué te gustaría haber sabido cuando empezaste que ahora ya sabes?

¡Un montón de cosas! Nos habría encantado saber desde el principio como funciona una tienda online: su diseño esan fundamental para facilitar la compra al cliente (al principio nosotros sólo mirábamos lo que estéticamente nos gustaba); las promociones puntuales que tan bien funcionan, ¡nosotros las descubrimos hace sólo unos meses! De la negociación con los proveedores también hemos aprendido mucho: al principio acatábamos sus condiciones sin rechistar. Ahora, también gracias a que nuestro volumen ha aumentado mucho, tenemos mayor capacidad de negociación a la hora de los plazos de pago, entrega, etc. que nos resultan más beneficiosos. La verdad es que cuando empezamos no sabíamos prácticamente de nada y era casi como ‘jugar a ser mayores’. ¡Ahora mismo miramos atrás y nos llevamos las manos a la cabeza!

  • ¿Cuál es el mayor error que cometisteis y qué aprendisteis de él?

Posiblemente haya sido confiar única y exclusivamente en un solo proveedor de nuestra materia prima más importante: la lana. Al principio la traíamos desde Uruguay. Trabajamos con este proveedor nuestro primer ejercicio. Al venir de tan lejos los plazos de entrega son de varias semanas, entre producción, preparado, despacho, etc. Cuando le hicimos el pedido para el invierno de 2012 nos dejó plantados a un mes  de empezar la campaña, quedándose con el adelanto que le habíamos hecho. Tuvimos que sacarnos las castañas del fuego a toda velocidad y al final encontramos un proveedor en Perú mucho mejor que el que teníamos, tanto en su forma de trabajar como en la calidad del material. Desde entonces intentamos diversificar un poco la procedencia de todos nuestros materiales. En aquel momento casi nos da un infarto, por lo que no queremos volver a pasar por esa sensación en un futuro.

  • ¿Si pudieras empezar de nuevo qué harías diferente?

Posiblemente nos habríamos informado mejor sobre cómo conseguir financiación. Eso no significa que lo hayamos hecho mal, al contrario, sin saber muy bien como funcionaban las cosas entre emprendedores e inversores creo que hemos sabido hacerlo bien, pero es cierto que nos fuimos enterando de cosas sobre la marcha, que de haberlo sabido antes, posiblemente habríamos preparado de otra manera.

  • Aparte del capital que aportasteis, ¿qué importe conseguisteis de terceros y de quienes?

Conseguimos arrancar porque presentamos el proyecto al premio de emprendedores de ICADE y lo ganamos, 10.000€ aproximadamente. Gracias al importe que nos dieron y un poco que pusimos de nuestro bolsillo constituimos la sociedad. Poco después conseguimos un préstamo participativo de ENISA de 45.000€. Con eso conseguimos crecer bastante y ahora acabamos de cerrar nuestra primera ronda de financiación de 150.000€ con dos business angels (Francois Derbaix y Yago Arbeloa) y el fondo de inversión SCR Cabiedes & Partners. Muchos nos dijeron que recurriéramos a “friends & family”, y en un momento estuvimos incluso haciendo una lista de los posibles interesados, pero al final conseguimos que entraran los BA y decidimos seguir hacia delante. 

  • ¿Cuál fue la mayor dificultad para conseguir inversores?

La verdad es que nos ha llevado varios meses conseguir la financiación. Muchas reuniones, muchas presentaciones, viajes Madrid-Barcelona-Madrid, etc. A la gran mayoría les gustaba el proyecto, pero había algo que no les terminada de convencer, y era el tamaño del mercado al que nos dirigimos. Tenemos preparado una evolución en el modelo de negocio a medio plazo que despeja estas dudas, aunque nos costó un poco convencerles al principio.

  • ¿Qué valoráis de los inversores? 

Desde luego su seguridad y confianza en el proyecto, lo que nos hace estar a nosotros todavía más seguros y confiar aún más en lo que hacemos, si es que eso es posible. El poder recibir una respuesta cuando se nos plantea alguna duda desde un punto estratégico lo valoramos mucho también. Siempre están disponibles para aquello que necesitemos. Ahora nos toca trabajar duro para demostrarles que de verdad teníamos razón en lo que ellos han confiado.

  • ¿Qué aprendisteis de la captación de capital?

Que es algo complicado, que requiera muchas horas de trabajo pero que al final es posible. Cuando empezamos con las primeras reuniones el feedback era muy positivo, pero después de ver a varios interesados el teléfono dejó de sonar durante un mes aproximadamente. No recibíamos emails. Decidimos ir a Barcelona, donde también hay una grupo de inversores muy fuerte y de pronto el interés volvió a surgir. Al final nuestros inversores han sido los primeros a los que visitamos. Es un proceso que no es de un día para otro, sobre todo al principio. La constancia también ha sido algo fundamental en nuestro caso, el no tirar la toalla, ni durante aquel mes tan largo.

  • ¿Cuánto tiempo necesitasteis para poner el primer producto en el mercado?

Dejamos nuestros trabajos en una gran consultora y tardamos meses, hablando con proveedores, diseñando el packaging, los diseños, la web, etc. Aproximadamente pasó casi un año hasta que lo lanzamos. Un consejo que recibimos de otros emprendedores y leímos en un par de libros fue que lanzáramos una primera versión del producto para ‘testarlo’. Lo que para ti es perfecto y crees que va a encantar puede que al consumidor final no le guste, y que entre medias hayas malgastado tiempo y sobre todo dinero en perfeccionar un producto que no cuaja. Nosotros hemos hecho varias modificaciones en nuestro producto hasta dar con la fórmula perfecta.

  • ¿Cómo conseguisteis vuestro primer cliente?

Fue a través de nuestra web. Los primeros clientes fueron amigos, claro. Pero cuando recibimos el primer pedido de un cliente desconocido lo celebramos al máximo. Tuvimos la suerte de participar el mismo mes del lanzamiento de nuestra marca en el showroom de la antigua Cibeles Madrid Fashion Week. A los periodistas les hizo mucha gracia lo que hacíamos y tuvimos la suerte de salir en algunos programas en directo, por lo que la repercusión fue alta y rápidamente recibimos muchas visitas y consecuentemente pedidos.

  • ¿Cuál es la mayor dificultad a la que os habéis enfrentado o que todavía os estéis enfrentando?

En este momento posiblemente sea el introducirnos de una manera total en el mercado alemán. Nosotros no hablamos este idioma, por lo que hemos tenido que contratar a dos personas alemanas para que nos ayuden en todos los niveles del negocio.

  • ¿Con que disfrutas más en tu startup?

Posiblemente con todo. Desde lo malo a lo bueno, por raro que pueda sonar. En este tiempo podría decirse que hemos aprendido a base de ‘palos’, lo que nos ha curtido mucho y yo, personalmente, veo que tanto Pepita como yo, hemos madurado mucho profesionalmente en este tiempo pese a nuestra juventud. Ahora tenemos 25 años, pero cuando empezamos teníamos 23. PwC fue una inmejorable escuela para nosotros, pero es cierto que ahora lo que no hagamos nosotros no lo va a hacer nadie, por lo que las responsabilidades son mayores, pero las satisfacciones también. Ver que tus decisiones tienen un impacto directo en el funcionamiento de una empresa, por pequeña que sea, es muy gratificante también.

  • ¿Dónde imaginas tu empresa y tú mismo dentro de cinco años?

La verdad es que es complicado saberlo. En este tiempo que llevamos hemos conseguido hitos que ni nos planteábamos, así que de aquí a 5 años es difícil imaginárselo. Espero que hayamos crecido de manera exponencial en Europa y Estados Unidos, nuestro gran objetivo. Como comentaba antes no queremos quedarnos en una empresa que únicamente vende kits para tejer, al contrario, queremos aumentar nuestra oferta de tal forma que lleguemos a todas las disciplinas ‘do it yourself’.

  • ¿Qué consejo darías a alguien que quiera montar ahora una startup?.

Que lo haga, pero que se informe, que lea, que pase horas en Google empapándose de todo, desde como funciona su competidor, al mercado, maneras de diversificar, novedades, de todo. Puedes tener una idea maravillosa pero que no vaya a funcionar. No es lo mismo ser emprendedor que ser inventor, algo que la gente suele confundir. Comprobar que tu modelo funciona, ya sea porque ya existe algo similar o porque tengas datos que así lo demuestren, es la mejor carta de presentación ante una futura búsqueda de financiación con los inversores. Y sobre todo, constancia y darte cuenta de lo sacrificada que va a ser tu vida si quieres dedicarte a ello al 100%. Los fines de semana prácticamente dejan de existir y los planes con amigos/pareja/familia se ven muy reducidos, pero al final merece la pena y mucho.

Muchas gracias Alberto por compartir tu experiencia con Pasión por Startups. Todo lo que cuentas no tiene desperdicio y es un compendio de aprendizaje para otros emprendedores. Ha resultado una “Píldora” valiosísima, con muchos ingredientes.

¡Mucha suerte con vuestra startup!

Píldora de la experiencia de la startup We Are Knitters

– EQUIPO: Repartirse las tareas. Para ser más eficientes, no hacer todos de todo. Centrarse en el negocio, externalizando actividades no críticas.

– FINANCIACION: Prepararse desde el inicio para la búsqueda de financiación.

La búsqueda de financiación requiere mucha dedicación, meses de trabajo, es complicada y requiere perseverar, mucha constancia.

Demostrarles que el modelo de negocio puede funcionar porque existe algo similar o porque se dispone de datos que lo corroboran.

– PROTOTIPOS: Conviene lanzar una primera versión del producto para testarlo y modificarlo según las indicaciones de los clientes. Es un grave error desarrollar un producto completamente sin interactuar con el mercado.

– TIME TO MARKET: Desde que se crea la empresa hasta que se consigue poner el primer producto en el mercado pasa mucho tiempo (We Are Knitters necesitaron casi un año).

– MARKETING: aprender y usar nuevas técnicas como promociones, marketing online, etc. Acudir a eventos a darse a conocer, tratando de presentarse originalmente.

– PROVEEDORES: Trabajar con varios. Esto es imprescindible en los productos que sean críticos. Intentar negociar, no aceptar de partida sus condiciones.

– INTERNACIONALIZACION: Acompañarse de personas que conozcan el mercado.

– Y PERSEVERAR, PERSEVERAR, PERSEVERAR … 

Anuncios

3 comentarios para Perseverar, imprescindible para ser emprendedor. Entrevista a Alberto Bravo de We Are Knitters.

  1. 

    Me encanta que la gente tan jóven tenga este tipo de ideas tan originales. La verdad es que he entrado varias veces en su página y sus tutoriales están genial, el producto entra por los ojos e internacionalizarse desde tan pronto me parece una pasada. Bravo!!!!!!

Trackbacks y pingbacks:

  1. Episode II. Towards Wild West. Emprender Innovando en la Ribera de Navarra | ARCOS sustainable development consulting - junio 19, 2013

    […] Proponemos innovación en cómo llegar al cliente. No nos preocupa la innovación tecnológica (si está mejor). Somos pequeños, empezemos, por ejemplo, haciendo algo tradicional que nos ilusione, desde una manera diferente. Dejarme nombrar aquí a Faemino y Cansado, te gusten o no, sus espectáculos empiezan con la frase “Será una chorrada pero se nos ocurrió a nosotros primero“. Descubrir la idea original desde miles de ideas descabelladas. Un ejemplo de lo tradicional llevado a un nuevo territorio es el descrito con maestría por mi colega Jokin García en su post sobre We Are Knitters. […]

  2. Perseguir los sueños: utopía o realidad. Dos historias sobre la dificultad de lanzar startups que requieren mucha financiación. « Pasión por Startups - octubre 1, 2013

    […] es una cualidad que también destacaron como necesaria otros emprendedores que entrevisté (Alberto Bravo de We Are Knitters y Pello Gámez de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s